Inocencio Arias. “Hay ahora bastante más corrupción que en la época de Franco”

inocencioarias¿Ha sido el Rey un comisionista? ¿Estamos saliendo ya del agujero, como dice el Gobierno? ¿Corrupción y política son primos hermanos? ¿Se está tratando hoy como se debe a los protagonistas de la Transición? Inocencio Arias no escatima en chicha para sus respuestas. No se cree la cifra oficial del paro en nuestro país, se preocupa por las tensiones separatistas y subraya la excesiva resignación del pueblo español ante los numerosos casos de corrupción política. No sabemos si Arias tiene más que guardar o más que contar, pero después de tantos años en la pomada y de una hora de conversación, no resulta extraño que en esta entrevista aparezca dos veces el nombre de Francisco Franco por motivos dispares.

“El libro de Pilar Urbano me parece una patraña llena de falacias, falsedades y medias verdades”

Con sus dos columnas clásicas de fondo, el hall del hotel donde se hospeda nuestro entrevistado nos parece una ubicación idónea para charlar largo y tendido con el diplomático, que tras saludar con un buen apretón de manos se retoca su sempiterna pajarita. Acaba de publicar Mis Mundiales (Plaza&Janés), un libro donde Arias repasa las Copas del Mundo que ha vivido en sus 74 años de vida. Y el tocho nos sirve de pretexto para empezar hablando de fútbol, un deporte por el que confiesa sentir una pasión desmedida (recordemos que Inocencio Arias fue director general del Real Madrid entre el 1993 y 1995). ¿Es el fútbol el opio del pueblo?

“Aparte del buen cine, no hay ninguna máquina de sueños tan importante como el fútbol”

Arias, que ha sido portavoz del Ministerio de Exteriores con UCD (Alfonso Suárez), con el PSOE (Felipe González) y con el PP (José María Aznar), señala que sus principales virtudes en todo ese tiempo fueron la lealtad al Estado (por encima de quién fuera la cabeza visible del gobierno de turno) y el sentido común. “Simplemente somos funcionarios que tienen que ir a cócteles”, una buena forma de definir al sujeto diplomático. “Cócteles que, entre usted y yo, frecuentemente son un peñazo”, matiza con un puntito de sorna. “Esa rubia de pecho turgente y sonrisa insinuante, o no está en el cóctel, o si está no es para ti”, concluye sarcástico. Definitivamente, afirmaríamos que Inocencio Arias quiere guardar más que contar.

Music by:

cdala / CC BY 3.0
WordPress Video Theme designed by Theme Junkie